Contactar

 

   


<< Volver
 

Tantra yoga Blanco

Para el presente año 2012 el Tantra blanco se realizará los días 23 y 24 de Marzo en Madrid
>> Información detallada

 

Introducción

Tantra significa, tejer. Significa precisar la conciencia midiéndola con exactitud en términos de latitud y longitud. Yoga tántrico es el camino de unión de la polaridad masculina y femenina en conciencia individual. A través de la práctica del Yoga tántrico, el cual es siempre practicado bajo la directa supervisión del Mahan Tantric, todas las obstrucciones mentales subconscientes que bloquean el potencial total en la vida son eliminados.

En el universo existen dos principios básicos a los cuales se les identifica con muchos nombres. Estas manifestaciones son el hombre y la mujer, la luz y la oscuridad, negativo y positivo, expansión y contracción, ying-yang, lo creativo y lo receptivo; Éstas son las fuerzas operativas, las cuales forman la estructura de toda existencia y la causa de todo cambio.

La vida misma es un estudio comparado de estos principios en acción y reacción mutua. Ese punto donde los opuestos se unen, es el Tantra. El punto donde la luz se une con la oscuridad, es Tantra. Ese punto donde el hombre y la mujer se unen, es Tantra.

Cuando la conciencia de ambos se unen a un nivel espiritual, mas allá de la dualidad de las condiciones cambiantes y de las limitaciones de la forma, esta unión de conciencia que tiene lugar, no es entre las personalidades de dos personas, sino entre la más alta esencia de cada uno. Este plano es la unidad pura del espíritu, donde el Tantra Yoga Blanco se realiza.

El Tantra Yoga Blanco es una ciencia milenaria, la cual fue “creada” por seres iluminados, en un ambiente natural, en una era en la que la gente era más conciente de las leyes de la naturaleza, de sus cuerpos y de sus mentes.

“Si el Kundalini yoga limpia la mente inconsciente el Tantra Yoga Blanco lleva un río de amor a través de ella. Si el Kundalini yoga nos libra del temor el Tantra Yoga Blanco nos da el valor de enfrentarnos a ejércitos.”

 

La experiencia del Tantra Yoga Blanco

Nuestra mente libera 1000 pensamientos por cada parpadeo, algunos se pierden en el inconsciente otros quedan bloqueados en el subconsciente afectando así a la la mente consciente. Estos pensamientos se convierten en sentimientos, emociones, deseos, fantasías o realidades múltiples y en lugar de dominar nuestras mentes, a menudo ocurre que nuestros pensamientos y muestras mentes nos dirigen quedándonos atascados, lo cual crea una presión interna que nos come por dentro.

El Tantra Yoga Blanco permite romper con estos bloqueos del subconsciente para que puedas disfrutar de la vida y en poco tiempo puedas experimentar un gran alivio del peso que cargas en tu cabeza.

Si actúas con claridad en todo momento ganarás un profundo entendimiento de ti mismo y tu vida cambiará; tu mente, cuerpo y alma actuaran como una unidad, es el camino a la liberación personal y a la conciencia que te brindará más éxito en todas y cada una de las áreas de tu vida convirtiéndote en un ser mucho más evolucionado.

Unos de los efectos mas deseados es la perfección de las relaciones interpersonales entre hombre y mujer. Los traumas psicológicos, sociales y espirituales de nuestra sociedad contemporánea están desgastando la unidad básica de la civilización, la relación basada en confianza y amor entre el hombre y la mujer. El matrimonio y la vida familiar son cada vez más difíciles de iniciarlos y mantenerlos. De aquellos que lo intentan, muchos sufren grandes decepciones tanto padres como niños. El Tantra Yoga Blanco recrea la relación entre el hombre y la mujer basándose en los principios universales que permiten que esta unión sea completa a todos los niveles, físico, mental y sobre todo espiritual. Ayuda a cada pareja a alcanzar aquel punto de unión y relación que existe más allá del tiempo y de los cambios de personalidad y ambiente.

Explica Yogui Bhajan: “Si el campo psicomagnético del hombre puede unirse con el de la mujer, alcanzará un equilibrio. Y si con este poder súper-psíquico, pueden alcanzar esa unión en el alma, entonces esta pareja vivirá unida por el resto de sus vidas; jamás se separarán. El Tantra Yoga Blanco eleva esta energía, dándote una ventaja en el espacio. Te eleva y te da una luz superior.”

 

Respecto al Mahan Tantric

Yogui Bhajan se convirtió en maestro de Kundalini yoga a la edad de 16 años en India, su tierra Natal y viajó a occidente en 1968.

La autoridad de ser el Mahan Tantric (Maestro de Tantra Yoga Blanco) le fue otorgada en 1971. Solo puede existir un Mahan Tantric en todo momento. El Tantra Yoga Blanco, como la mayoría de la sabiduría de oriente, era una tradición que pasaba de maestro a alumno de forma mística y restringida. Como pionero a su edad, Yogui Bajan decide abrir esta experiencia a cualquier persona que acepte comprometerse con la disciplina.

En 1971, Yogui Bhajan ofrece el primer TYB en los Ángeles, USA y hasta 1986 viaja por todo el mundo dando 30 seminarios al año a miles de estudiantes. En 1971, combina su extraordinaria habilidad de maestro con la tecnología más moderna y empieza a hacer las presentaciones en video.

La sabiduría y el estado de claridad de conciencia que son producto de la experiencia del Tantra Blanco los expresa con las siguientes palabras: “Nuestro interés en ofrecer estos cursos de Tantra Yoga Blanco está en que queremos que la gente tenga la experiencia de su polaridad, de manera que puedan resolver su dualidad y vivir felizmente. Lo que tienes que estudiar dentro de todo este juego es quien eres y donde estás. Esta es la mayor lección que una persona puede aprender: quién es y dónde está. Si un hombre sabe quien es, debe saber dónde está. En otras palabras, si no eres consciente de en qué órbita estás y que latitud tienes jamás conocerás tu destino.”

 

¿Qué puedes esperar?

El Tantra Yoga Blanco se hace en parejas como grupo de meditación, te sentarás enfrente de tu pareja y seguirás las instrucciones del Mahan Tantric Yogui Bajan a través de una cinta de video.

Durante la práctica la energía infinita del universo fluye a través del Mahan Tantric a los participantes y debe practicarse bajo su supervisión, ya que este controla la energía emocional que liberan los individuos. Él actúa como un filtro para canalizar esta energía. Si no esto puede ser tan fuerte que el practicante seria incapaz de soportarlo.

En cada ejercicio extiende su aura como un campo protector, de manera que las auras de los alumnos que están liberando la negatividad interna, no se unan con la de la pareja y así sus destinos no puedan ser afectados.

Cada curso está dirigido por un representante del Mahan Tantric, y cada taller consistirá de entre 6 y 8 Kriyas. Una Kriya es una meditación que incorpora una postura Yóguica (asana), también se hará una postura con las manos (mudra), enfoque mental técnica de respiración (pranayama) y normalmente se utilizará un mantra.

Habitualmente las Kriyas están acompañadas de música, duran 31 ó 62 minutos y hay descansos entre cada Kriya.

 

¿Cómo prepararse?

Se usa ropa cómoda, a poder ser blanca (el color blanco combina todos los colores y aumenta tu campo magnético y fortalece tu aura), el Tantra Yoga Blanco se practica con la cabeza cubierta y los pies descalzos, al tratarse de un proceso depurativo es conveniente beber mucha agua

 

¿Quién puede participar?

No se exige ningún requisito para poder participar en el Tantra Yoga Blanco, esta abierto tanto para practicantes principiantes como avanzados. Los principiantes conectaran con sus energías internas y disfrutarán profundamente, incluso podrán experimentar meditaciones muy estimulantes. Los más avanzados profundizarán en su experiencia y crearan nuevos caminos en su conciencia espiritual.

Todos los años se organiza a nivel nacional un Tantra, y varios Internacionales, el más próximo e intenso es el que se organiza en Francia. Os informaremos de las fechas.

 

Permite a tu espíritu sanarse: medita, respira y equilíbrate con el Tantra Yoga Blanco.

Expande tu conciencia espiritual, transforma patrones pasados, aumenta tu intuición y autocuración.