Contactar

 

   


<< Volver

 

Meditación: El aspecto del defensor en tí

La Mente Negativa con las Manas

 

Mudra:

Siéntate en postura fácil con la columna
recta y las manos en gian mudra.

 

Mantra:

Canta el mantra:

Gobinde
Te sostiene

Mukande
Te libera

Udaare
Te eleva

Apaare
Te entrega a tu destino

Hari-ang
Destruye todo

Kari-ang
Crea todo

Nirnaame
Más allá de la categoría y nombre

Akaame
Más allá del deseo

El mantra se canta en una sola respiración y dura aproximadamente 15 segundos para cada repetición. Para cantarlo correctamente, inhala profundamente, aplica mulabhanda y tira del ombligo un poco más fuerte con cada frase.

 

Tiempo:

31 minutos.

 

Comentario:

Esta meditación trabaja los bloqueos del subconsciente, especialmente sobre los patrones que tenemos relacionados con el miedo. La mente negativa mira cómo todo lo que sucede pueda afectarte.
¿Cómo esto puede herirme o dirigirme fuera de mi propósito? La mente en este sentido se defiende. Las Manas (la mente sensorial) y las influencias de la guna Tamas (que distrae y se nubla la mente), significa que las cosas parezcan venir desde afuera, desde impresiones de los sentidos. Es un patrón práctico, mental y secuencial. La mente negativa quiere saber cómo tratar con ello ahora. ¿Qué acciones son necesarias? ¿Es una amenaza a mi persona o un accidente con errores que puedo corregir, o simplemente, un acto de la naturaleza y de la coincidencia? En cada caso, es necesaria una proyección diferente.
Cuando esta proyección es demasiado fuerte, puedes parecer demasiado rígido, reaccionario y sobredominante. No ves a tu propia participación en una situación y reaccionas rápidamente sin hacer un detallado análisis. También, eres muy crítico sobre ti mismo frenando tu propia realización. Si esta proyección de tu mente es demasiada floja, careces de instintos de supervivencia que pueden defenderte contra los malos motivos de los demás. No estás capaz de prevenir las consecuencias negativas que puedan suceder como resultado de la comunicación inadecuada o poco pensada. Equilibrado, este aspecto te da la capacidad de actuar con un plan, te encuentras a gusto con el desafío. Equilibrado, tomas una acción rápida, clara, y puedes ver las soluciones múltiples siendo capaz de ver la oportunidad delante de ti.